El zombie filosófico, la persona algorítmica y jugar a ser Dios, por ernesto alegre

En torno del estudio de la consciencia se dice que hay dos problemas: el sencillo y el complejo. El problema sencillo consiste en plantear todos y cada uno de los procesos mentales: cómo guardamos los recuerdos, cómo los recuperamos, cómo establecemos conexiones entre diferentes ideas, cómo pensamos, cómo imaginamos y un enorme etcétera. Ni bien comenzar vemos que el problema sencillo tiene de todo, menos sencillez. Pero aún peor es lo que involucra el problema complejo; su resolución demanda responder esta pregunta: ¿qué hace que seamos conscientes de ser? O dicho de otra manera: ¿por qué nos sabemos alguien, nos consideramos una identidad singular, nos llamamos “yo”? Este es el problema complejo.

El control debe ser controlado, porque la idea del control fuera de control, viene a ser el mundo miserable en el que ya vivimos.

una forma apropiada de ver a dios, por blithe ernst

Se encuentran frente a frente dos amigos en algún sitio donde es posible mantener una charla cotidiana, relajada, casual. Por ejemplo no sobre una senda peatonal de la ciudad de Buenos Aires y con un par de colectiveros con deseos amplios y urgentes de continuar con su servicio. Sin que la pregunta estuviera motivada por algo evidente, sin que se viera venir o estuviera justificada en modo alguno, el menos aventajado de los dos amigos le dice al otro: – Pero, ¿cómo es Dios? Un poco víctima de la sorpresa y sintiendo equivocadamente la obligación de responder, el segundo le dice: – Bueno, es… grande. – Grande… ¿como una nube? Las nubes son muy grandes. Acentuando si cabe aún más la parálisis facial, vuelve a responder: – Sí, grande como una nube.

La creación de la realidad, por ernesto alegre

Siento ahora mismo 3 necesidades: 1. aclarar que esto no tiene nada que ver con aquellos magníficos primeros 7 días del Universo, ni con Dios ni con su polémica obra (a propósito: ¿por qué se escribe Dios con mayúscula?, ¿es su nombre propio además de su oficio?) 2. pedir disculpas por volver a decir -lo verán en apenas un par de líneas más- que la realidad es ilegible, y 3. seguir escribiendo sobre este tema; lo que pasa es que estoy metido en un proyecto que involucra la emulación de contextos, y estas movidas tienen mucho que ver. Dicho lo dicho, comienzo formalmente este pequeño artículo.

el buen discapacitado, por ernesto alegre

Si me sirve, es bueno. Ha sucedido con todas las -bien o mal- llamadas minorías: cuando se parecen a nosotros (o al menos se parecen a lo que nosotros queremos parecernos), nos sirven o son funcionales, o nos son fáciles de encajar y entender, entonces esos, los que pertenecen a esas minorías, son buenos. Esto sucedió con los “salvajes” americanos, africanos o australianos, sucede con los negros, con los árabes, con los chinos, con los latinos, con los homosexuales, con los modernos, con los viejos, con las mujeres, con los inmigrantes y también, con los discapacitados.

Imagen publicitaria es aquella que si la viéramos protagonizada por nuestros seres queridos y no por modelos, nos produciría una fuerte alarma (debido a la sospecha de daño neurológico en quienes amamos).

Su mente tendía más hacia el hombre de Vitruvio que hacia el homúnculo de Penfield. O lo que viene a ser lo mismo: la realidad le chupaba un huevo.

Eso que usted sabe, ¿lo hizo o lo tomó prestado?, por ernesto alegre

Simplificando animalescamente -y la verdad es que no sé si los animales simplifican-, hay dos formas de saber cosas: recibiendo ese conocimiento de alguien que ya lo tenga, o generándolo uno mismo. Al final terminamos sabiendo algo por alguno de estos caminos, pero veremos que ni de lejos son parecidos.

Los dos mejores años de la Bauhaus, por ernesto alegre

¿Quién fue Hannes Meyer? Walter Gropius compuso la Bauhaus con la fusión de la escuela de bellas artes y la escuela de artes y oficios del Gran Ducado de Sajonia en la ciudad de Weimar, Alemania. A estas dos escuelas sumó la especialidad de arquitectura, e invitó al arquitecto suizo Hannes Meyer a ser la cabeza de este nuevo departamento. Desde su ingreso, Meyer intentó poner en orden las divergencias existentes entre las tendencias analíticas y las sintéticas en el seno de la nueva institución, las cuales producían tensiones muy fuertes en relación a la visión primaria misma de la Bauhaus y sus objetivos.

información y desinformación, por ernesto alegre

Como dijo Esquilo, la primer víctima de toda guerra es la verdad. El número 134 de la revista británica Granta -recomendable esta publicación, si ya no lo dije- que lleva por título “No man’s land” (tierra de nadie), reúne una serie de artículos entre los que figura Propagandalands, de Peter Pomerantsev. Se trata del retrato de algunos aspectos de la crisis de finales de 2013 y comienzos de 2014 en Ucrania, conocida como la revolución ucraniana o Euromaidan, que culminó con la renuncia del entonces presidente Viktor Yanukovych.

Ser distinto no es tener identidad, por ernesto alegre

Hay algo que, casi con toda seguridad, podemos decir: todos somos diferentes. Y esto se sostiene simplemente, considerando la cantidad de resultados distintos que se obtienen de la variada disposición de los elementos que conforman una personalidad. No es que sean miles de millones de ingredientes los que intervienen en la receta, son muchísimos menos, hasta diríamos relativamente pocos. Lo que ocurre es que la fórmula final de una persona se obtiene de la permutación de esos pocos elementos, y es eso lo que multiplica asombrosamente las posibilidades de obtener personas distintas.

el aspecto de la época, por ernesto alegre

Leyendo el casi manifiesto cubista de Guillaume Apollinaire, Los Pintores Cubistas, de 1913, me encontré con este concepto: “Los artistas determinan de común acuerdo el aspecto de su época”. En este punto Apollinaire señala la capacidad que tiene el arte, de definir cómo será visualmente un período de tiempo determinado, aunque contemporáneamente esto no sea reconocido y hasta despreciado o negado (sobretodo en el caso de las vanguardias, sus contemporáneos repelieron a menudo sus propuestas).

La belleza, ese monstruo, no es eterna.

G. Apollinaire

la trampa de las pequeñas libertades, por ernesto alegre

En el número 195 de la revista Radical Philosophy correspondiente a Enero/Febrero de 2016, Mathieu Bonzom*, ofrece una visión inquietante del estado de la cultura y la sociedad francesas en la actualidad. Al leerlo, preocupa aún más comprobar que esta descripción de la realidad no es exclusiva de Francia en la actualidad, sino que sucede en muchos otros países europeos y del resto del mundo, desde bastante antes de los atentados de 2015 en París.

josef frank, el modernista del dogma dinámico, por ernesto alegre
Hablar de modernismo, de tendencias avant-garde en particular durante los inicios del siglo XX, es hablar de dogmas, de manifiestos, de doctrinas que enfrentaron cada una a su manera el statu quo. Sin embargo estos manifiestos rupturistas también ponían desde el día mismo de su formulación, fecha de caducidad a la tendencia que estaban enmarcando.

la sombra creciente y la sombra menguante, por ernesto alegre

Nazi él, nazis ellos, nazis nosotros, nazi yo. Cuando vivía en Buenos Aires, era socio del Goethe Institut. Casi todas las semanas pasaba al menos por su biblioteca en Corrientes al 300, y me empapaba de una cultura lejana, al menos en una Argentina -por aquellos años- cada vez más norteamericanizada. Y fue gracias a este hábito que tomé contacto con lo que experimentó la sociedad alemana luego de la segunda guerra mundial. Me refiero específicamente a cómo se pensó el límite de la responsabilidad de todo lo que había sucedido, provocado por el Tercer Reich en Alemania y en el resto de Europa.

autoridad, reputación, popularidad e influencia, por ernesto alegre

Con el objeto de desambiguar estos cuatro conceptos, que a menudo se confunden generando malas decisiones estratégicas, muy sintéticamente los definiremos, señalaremos sus características y por último nos centraremos en sus posibles vínculos. Las cuatro son condiciones que pueden poseer las identidades de cualquier tipo (personales, de marca, de grupo, de lugar, etc.), en cualquier ámbito (social no mediado, socialmediático). También cabe aclarar que estas cuatro condiciones, podrán ser más o menos transversales o múltiples, pero nunca serán universales.

La máquina de limpiar arquetipos, por ernesto alegre

Hace dos días soñé que hablaba con un viejo compañero de trabajo y un amigo de éste al que también conocía. Nuestra charla era distendida y trataba sobre una marca española de ropa (El Ganso, de intenciones “mod”), a la que los tres conocíamos.

 

Pragmático, práctico y astigmático, por Ernesto Alegre

Había una vez tres personas que vivían cerca de un pequeño bosque, y un poco más lejos de otro. El bosque pequeño y cercano, por sus condiciones de escasa luz y humedad, tenía árboles que producían frutos de mala calidad. El bosque más lejano y de acceso más dificultoso, ofrecía mejores frutos y de mayor variedad.

Con motivo del #COP21, la conferencia por el cambio climático que está teniendo lugar en París en estos momentos, se han dado dos muy buenas ideas: una marcha que no marcha y la marcha de los que no están para marchar.

Estructura y rigidez, por ernesto alegre

Habitualmente se confunden los conceptos de estructura y de rigidez. De hecho muchas veces se dice que alguien es “estructurado” cuando en realidad es sólo rígido, conservador o temeroso.

ya no hay gente, por ernesto alegre

De más está aclarar que no estoy autorizado a tener teorías sociológicas. Como de más está decir que para tener teorías, del tipo que sean, no hace falta estar autorizado. Gracias a esta segunda cosa que está de más aclarar, aquí va una teoría de porqué las encuestadoras fallan tanto últimamente en sus números.

Hay batallas que aún siendo imposible ganarlas, el sólo hecho de darlas resulta en la ganancia de conocimiento. A veces por el proceso de prepararlas, otras por el acto mismo de perderlas.

under o indie, por ernesto alegre

A menudo y en relación a múltiples campos de la cultura, se suele confundir el concepto “under” con el de “indie“, asimilándolos en el mismo significado y cayendo en la falsedad común de la creencia en los sinónimos.

La vocación de Andrés, por Blithe Ernst y Sir Alexander Blake

¡Qué vocación la suya, Andrés! si bien no se ha profesionalizado, se nota que le apasiona quedar mal…

2 sueños, por Ernesto Alegre

El espectáculo gratuito. Una noche soñé que estaba caminando por el barrio porteño de Devoto, cerca del colegio de sordomudos. Pasaba por una librería que en realidad no existe, compraba dos bolígrafos verdes diferentes (uno marca Bic y el otro desconocido), y a la hora de pagar doce pesos (tal el precio final), notaba que sólo tenía en la mano poco más de tres.
Los 3 principios naming, por ernesto alegre
Si una cosa no tiene nombre, entonces no es una cosa. Y eso que ya estamos otorgándole uno: cosa.
Esta idea, aunque de forma más oscura, podría expresarse más exactamente diciendo: Cuando algo no tiene nombre, no es algo.
Y ocurre que cuando eso que estamos haciendo, pensando o comunicando no posee una denominación, es mucho más complejo de fijar, de señalar, de limitar, de poseer mentalmente y luego poder entregarlo a otro.
La locura de la inspiración, por ernesto alegre
Me sorprendería muchísimo que hoy, ante la declaración de una enfermedad, el enfermo inteligente -señalo de nuevo: inteligente– le ofreciera un sacrificio a Asclepio, el dios griego de la medicina.
Lo más probable es que esta persona recurra a un médico.

septiembre, por sir alexander percy blake

Septiembre en El Oeste, con El Idiota, El Modernista y La Luna Enferma, es la primera composición serial de Sir Alexander Percy Blake publicada por Bypass Bazaar para su colección serial pulps.

 

Descargar Septiembre

 

literatura serial, por sir alexander percy blakeBreve introducción a la literatura serial, por Sir Alexander Percy Blake.

 

Descargar Literatura Serial

 

 

El insulto es el packaging de la impotencia.

la manzana de gulliver, por ernesto alegre
Jamás la más sofisticadamente imaginable imagen de una manzana, tendrá más resolución que la propia manzana.
El viaje al interior de la imagen, se interrumpe antes o después en la colisión con el pixel (o con el bloque mínimo de construcción que sea).
El viaje al interior de la manzana acaba, luego de un periplo omnisensorial, en sus moléculas, átomos, bosones.
El día que en términos de iconicidad logremos una imagen de la manzana -dicho en el sentido más amplio posible- en escala 1:1, habremos dejado de crear una imagen, para haber fabricado una verdadera manzana.
koestler_ernestoalegre_com
Cada año en Londres, hacia finales del mes de septiembre, el Koestler Trust entrega premios en el marco del programa Art by ofenders a artistas en situación de reclusión.
La idea detrás de este programa es la de promover la expresión artística en personas que cumplen condenas en prisión, pacientes detenidos en instituciones mentales y detenidos por violación a leyes migratorias en el Reino Unido.
Los trabajos seleccionados son expuestos durante poco más de un mes en el Southbank Centre de la capital británica.

Buscando una cosa, apareció esta otra: la tapa de la primera -y única- House of GONG…

house of GONG cover, by ernesto alegre

Nulo aprecio por las ideas, por ernesto alegre

Lo cierto es que cada uno nace donde nace: es completamente imposible que el sujeto próximo a nacer elija dónde hacerlo. Es una situación en todo similar a la de “ser hijo de tal madre y tal padre”, “ser sobrino de tal tío” y tener tal o cual lengua como nativa. Nada de todo esto es posible elegirlo; toca lo que toca. Y tomamos conciencia de estos obsequios cuando ya llevamos añares conviviendo con ellos.

Localizar las ideas, por ernesto alegre

Tomar notas es como sacarle fotos a pensamientos: intentamos que ese concepto, que esa idea, que ese punto de vista no se nos olvide antes de que haya hecho su pequeño tatuaje en la corteza. Cuando se toman notas, tan importante como tener acceso inmediato al soporte que las captura (grabándolas en audio, fotografiándolas, grabándolas en video, escribiéndolas, dibujándolas, volcándolas a soportes físicos o digitales), es tener alguna estrategia de recuperación de las mismas: no poder volver a ellas eficientemente es casi lo mismo que no haberlas tomado.

3 arquetipos, por ernesto alegre

Se da en un lugar que podría ser cualquiera, la reunión de tres hombres arquetípicos: el hombre que a todo le teme, el hombre que nada cree y el hombre que se ríe de todos. El hombre que a todo le teme trabaja todo el día, se reconoce como ciudadano y tiende a no cuestionar la realidad establecida. Jamás piensa en el cambio. El hombre que nada cree logra abstraerse de la miseria desafiándola, desequilibrando el suelo, descreyendo de los sistemas del mundo. El cambio lo estimula. El hombre que se ríe de todos es un hombre cómodo, alguien que conserva su ventaja, que siente la superioridad en relación al resto. El cambio le resulta aborrecible.

El espectáculo gratuito, por Alexander Blake

Anoche soñé que estaba caminando por el barrio porteño de Devoto, cerca del colegio de sordomudos. Pasaba por una librería que en realidad no existe, compraba dos bolígrafos verdes diferentes (uno marca Bic y el otro desconocido), y a la hora de pagar doce pesos (tal el precio final), noto que sólo tenía en la mano poco más de tres. En ese momento recuerdo que durante el día había guardado un billete de diez euros en el bolsillo izquierdo de mi pantalón, por lo que meto la mano, lo saco y pago con él.

Top
Esto es lo que aparece en este site cuando se busca: IDENTIDAD
Hello. Add your message here.