Por qué sí y por qué no una banda, por Sir Alexander Percy Blake

Tocar en una banda es una cosa muy buena. Si pensamos que una banda está a la misma distancia de un músico solista que un sólo diseñador de un estudio conformado por varios, resulta evidente que -desde una óptica social- una sociedad creativa es más poderosa por su diversidad que una mentalidad productiva solitaria.

Lo underground y lo berreta, por Sir Alexander Percy Blake

Ser under es una cosa, y ser un berreta* es otra muy diferente. Al verdadero under le molesta que se lo meta en la segunda categoría, pero el berreta a veces busca el ropaje del primero para elevar su status: no es que lo que yo hago sea horroroso, soy “under” y eso “genera rechazo”. Esto no significa que ambas categorías sean autoexcluyentes; yo he visto muchas cosas que marcaban en los dos casilleros (infinidad de bandas, publicaciones, eventos, etc, que eran under y berretas, o simplemente una mierda sin más).

Se rompe, se desata, cae, por Sir Alexander Percy Blake

Es difícil comer frente a quien tiene hambre y no tiene qué llevarse a la boca.

Y es difícil vivir frente a quien murió, cuando la muerte aún deja el remolino de su brisa luego de pasar: da vergüenza seguir allí.

El monstruo compositor, por Sir Alexander Percy Blake

Lo único que pasaba era que su mente era un monstruo compositor, sin más propósito ni agenda que el ritmo y el efecto morfológico de aquello que componía.

Lo muy, por Sir Alexander Percy Blake

Al final no sé si es más idiota o más inteligente de lo que cabría esperar, porque en uno u otro caso lo es de forma exagerada.

Si fuera una lengua en lugar de tener una, por Ernesto Alegre

Si fuéramos una lengua en lugar de tener una, los sabores serían aquello con lo que compondríamos el modelo de la realidad. Pensaríamos: si tiene sabor tiene presencia, existe. Si es insaboro es un mito, es una cosa de la que no se puede confirmar su existencia. Nuestro periódico tendría forma de nariz: usaríamos el olfato como máquina de contexto para completar nuestra comprensión del mundo. Si fuera una lengua, pensaría lo siguiente de los siguientes sabores…

Volver a tocar y la tela de araña, por sir alexander percy blake

Una tela de araña es una estructura compleja. No sólo lo es en términos morfológicos, sino de materiales, emplazamiento, oportunidad y funcionalidad. Es similar en todo esto a un guante de buena calidad; de hecho ambas son herramientas para asir cosas con elegancia.

Clarence Dolby, por Alexander Percy Blake

50 historias breves compuestas por Clarence Dolby con la asistencia de su cubo Rubik.

La ilusión de la sinestesia, por ernesto alegre

La sinestesia, esa supuesta activación o excitación de un sentido por otro, pone en evidencia en realidad los emparches que demanda la creencia infantil en las categorías, es decir, la creencia en que éstas pertenecen al mismo plano de las cosas.

La otra belleza, por ernesto alegre

Históricamente se ha entendido como bello aquello que obedecía a un patrón general, a un estereotipo, que no es otra cosa que una serie de instrucciones, que un modelo abstracto. De esta manera, en varias teorías de las proporciones, bello significaba “acorde con el estándar de belleza”.

persona e instante, por ernesto alegre

La muerte de una persona puede llevar minutos, horas, días, meses o años (como perfectamente puede llevar toda una vida), pero sucede en un sólo instante. En ese instante es cuando precisamente muere y deja de ser para pasar a “haber sido”.

al final, ni Dios ni la Naturaleza existen, por ernesto alegre

El único motivo por el que estaría dispuesto a creer en Dios, es aquel por el que precisamente se dejó de creer oficialmente en él. Esto es por el color, el ritmo, la forma y el desparpajo que tiene la Naturaleza de desafiar al vacío. Concebir y hacer una gota de amarillo o un pico o una suavidad interrumpida por una aspereza en una piel sin siquiera tocar a ese ser que los posee, hacerlo sólo con la sugerencia de un código, únicamente debería ser obra de ese Dios que no existe. Para creer en él como para no emocionarse ante todo esto, hay que estar igualmente loco.

 

Dos grandes ausentes en la facultad de diseño, por ernesto alegre

Cada vez que tuve la oportunidad de referirme a la formación que recibí en la Universidad de Buenos Aires, más precisamente en comunicación y diseño, fue de manera positiva.

mal instagram, mal... por ernesto alegre

Con el correr del tiempo hemos tenido oportunidad de ver los interesantes ciclos vitales de diferentes plataformas sociales. A algunas las hemos visto crecer y tocar un techo, a otras apagarse hasta la extinción. No faltaron las que entraron en crisis con malas decisiones de administración, las que revelaron su limitación conceptual ni las que jamás levantaron cabeza.

diseño y carne crecida, por ernesto alegre

Está clarísimo que no se puede comparar a un nogal o a un ciervo con un tumor o una verruga. Los primeros pueden presumir de diseño, mientras que los segundos no saben ni cómo se escribe esa palabra.

La próxima revolución, por ernesto alegre

La próxima revolución deberá ser barata. Deberá ser instantánea. Deberá ser identitaria y deberá poder distribuirse a la velocidad de un retweet. Deberá ser todo esto o no será.

19 lecciones para cualquier tipo de diseño, por ernesto alegre

Eric S. Reymond, ingeniero de software, publicó en 1999 un libro llamado La catedral y el bazar, en donde tipificaba dos grandes formas de encarar el desarrollo de soft bajo la filosofía open source. Con la catedral metaforizaba el modelo de desarrollo donde libre es cada versión completa del soft, mientras que asimilaba a la figura del bazar al modelo que libera no sólo cada versión, sino absolutamente todos los pasos intermedios antes de llegar a estas.

La victoria de los fofos, por ernesto alegre

Es un total contrasentido pretender una constante creatividad: si la creatividad se torna algo continuo y uniforme -como lo debe ser la constancia para serlo-, dejaría de ser creatividad. Pero tan cierto como esto, lo es el hecho de la absoluta necesidad de alcanzar una presencia menos esporádica de creatividad.

el movimiento, por ernesto alegre

Todo pensamiento describe y representa un desplazamiento. Parte de un estadio inicial y sigue un desarrollo. Todo pensamiento es movimiento y todo movimiento intencionado tuvo en un pensamiento su plano. El pensamiento surge de algún nivel de insatisfacción de la expectativa. A satisfacción plena, no hay pensamiento. El pensamiento nace de la percepción de la otredad, de saberse otro, de saberse algo distinto aún dentro de uno. Por este motivo no es posible pensar desde fuera de la identidad: si no soy es imposible que piense.

 

BatHabit (unheralded insights) #1 dedicado a la cara - por ernesto alegre

bat habit – unheralded insights es una colección de inputs sobre un tema en particular.

cómo pensar américa desde américa, por ernesto alegre

Hace unos días leía en Platform, una revista de arquitectura, una idea que exponía Juan Miró sobre el diseño arquitectónico americano. Cimentando su visión tanto en las construcciones precolombinas como en ejemplos modernos, Miró decía que el ethos del diseño en el continente americano era su relación de equilibrio con la Naturaleza. Señalaba que en la ciudades indígenas, las pirámides simbolizaban montañas, tanto como los espacios intermedios y planos representaban valles.

la mente del arquitecto, por ernesto alegre

Estoy ahora mismo -cierto que más lentamente de lo que me gustaría- desarrollando un proyecto llamado Bypass Bazaar, que consiste en la creación de un framework creativo. Uno de los objetivos del mismo es reflexionar sobre los procesos de ideación y sobre cómo desplegar una contra-ingeniería de nuestra innata capacidad de reconocer (y repetir) patrones.

La estrategia es la verdadera cosa, por ernesto alegre

Sé que esto que voy a decir no es algo nuevo: no sólo es algo sobre lo que muchos se han expresado antes, sino que es algo sobre lo que de una u otra forma ya había escrito aquí mismo (Escenas absulaes en la vida de un comunicador y Nulo aprecio por las ideas). Esta reiteración está motivada por la incredulidad que me despierta el desdén efectivo hacia el pensamiento estratégico: me resulta difícil de creer que exista tanta gente desconfiada o hasta contraria al hecho de pensar antes de ponerse a hacer.

Esta es una serie de 6 íconos para representar los 6 tipos de tropos creativos del framework Bypass Bazaar: figuras de la escasez, de la hibridación, de filtro, de iteración, de emancipación y de la alienación.

11 tips para no pasar desapercibido, por ernesto alegre

Usted ha llegado a ese punto en la vida en que piensa: “soy nada, nadie me conoce, básicamente no destaco”. Antes que nada querría que ya mismo comenzara a sentirse bien, y nada mejor para lograr esto que decirle que tiene usted toda la razón. La que siente es una sensación de vacuidad, ya que nada llena más el espíritu y brinda completa satisfacción que ser alguien sumamente eminente, famoso digamos. Aquí 11 consejos para comenzar a ser relevante en su entorno…

escenas absuales, por ernesto alegre
(* absurdas, reales y usuales)

La esencia misma de la profesión del comunicador conlleva hacer de puente; comunicar -en términos de tocar- una o más entidades y hacerles llegar un paquete que les diga algo. Esto de tocar, de hacer contacto con alguien, lo mismo puede resultar maravilloso como sumamente desagradable: lo es en la realidad física y lo es también en este escenario metafórico. A menudo, si aquel con quien uno contacta es desde algún punto de vista alguien insatisfactorio, el comunicador se encuentra de repente viviendo situaciones ridisuales, es decir, situaciones ridículas, risibles, reales y usuales por partes iguales. A continuación, dos de ellas, expresadas en términos alegóricos…

Se le llama amor porque subversión es más largo y difícil.

Los primeros íconos de una serie destinada a crear un índice que caracterice la experiencia de personas con movilidad reducida, en diferentes ciudades del mundo.

el radar de la democracia, por ernesto alegre

Ahora mismo todo el mundo está sorprendido y estupefacto (más algunos que otros, claro), por la flamante victoria de Donald Trump en las elecciones norteamericanas de ayer. Apenas unos meses atrás, lo mismo sucedió en el Reino Unido en relación al Brexit. Y un poco más atrás, aunque no demasiado, también se han dado un montón de situaciones de sorpresa ante los resultados de diversas elecciones y consultas populares (sorpresa por la opinión de los votantes en relación a procesos independentistas, frente al crecimiento de posturas extremas de variado signo, frente a la aparición de fenómenos sociales que resultaban más grandes, más graves, más veloces de lo que creíamos, etc.)

El mármol y sus órganos internos., por ernesto alegre

En estas últimas vacaciones me vi de repente dentro de un baño (y bañado) de mármol en Lisboa. No es que haya aparecido súbitamente el baño alrededor mío o yo dentro del baño; lo que pasó es que de pronto me vi rodeado de toda esa piedra y mi percepción sobre su morfología se compuso muy velozmente.

por qué nos gustan las series, por  ernesto alegre

Dieta de contenidos basada en series. No podemos decir que la serie sea un formato nuevo de contenidos, pero sin dudas sí que es uno de los más populares y en constante desarrollo. La serie evoluciona perfeccionando sus rasgos de una forma similar a como evoluciona la industria de la alimentación: cada nuevo paso en la carrera debe hacer que el producto sea más fácil, más accesible, más delicioso y más adictivo. Cada sector a su manera (el de los contenidos y el de los alimentos), genera productos que perfeccionan cada vez más estos 4 ejes: basta con comparar cualquier versión actual con algún ancestro para detectar la presión evolutiva.

Bullshit Free Content, por ernesto alegre

Imaginemos por un minuto -nos llevará más de un minuto lograr imaginarlo, créanme-, un mundo Bullshit Free. Un mundo donde no te digan que los shampoos tienen miel y avellanas, donde el candidato a gobernarte no finja que le interesa algo que tenga que ver con vos, donde Facebook no hable de proteger tu privacidad, donde por 24 horas no se pronuncien las palabras “agregar valor”, “liderazgo”, “big data” o “innovación”, donde no se diga “seguridad” cuando lo que se quiera en realidad decir sea “control”, o un mundo donde el concepto de éxito no tenga contacto alguno con la idea de ganar en un programa donde se cante, se baile, se coma o se duerma delante de millones de otros tipos que no tienen vida. Sí, es super jodido, pero si alguna vez se te ocurre hacer algo que no genere ni transporte bullshit, acá tenés la insignia:

Descargar insignia

 

Oda al selfie, por ernesto alegre

Claro que ver selfies a diestra y siniestra -sobretodo cuando se sospecha que esa cara autoretratada pertenece a una persona estúpida, o a alguien que de hecho nos desagrada- no se parece en nada a ver fotografías con mensajes anidados, propuestas de tipos que están buscando algo para sí y para los demás, o cualquier otra cosa que juzguemos de valor inmediato, de valor volcado en la propia pieza. Pero es un poco lo mismo que nos puede suceder cuando vemos un solo píxel de una gran imagen, un fotograma de una película, una frase de una novela o un instante en la vida de cualquiera: ponernos a juzgar la parte por el todo, es equivocar la escala.

cómo aprendemos, por ernesto alegre

Mucho se ha dicho sobre la diferencia de aprendizaje que resulta de las diferentes formas en que nos llega un contenido (si sólo lo leemos, si nos lo cuentan, si lo vemos, etc). Es bastante conocido el esquema incremental que dice que sólo aprendemos el 10% de un contenido que leemos, el 20% de aquel que oímos, el 30% del que vemos -interpretando con esto la presencia de lenguaje gráfico de cualquier tipo-, el 50% de lo que vemos y oímos al mismo tiempo, el 70% de lo que discutimos con otros -donde argumentamos, debatimos, preguntamos, reaccionamos-, el 80% de aquello que llevamos a la práctica -escribiendo, interpretando, organizando, identificando- y el 95% de lo que enseñamos a otros -involucrando explicaciones, resúmenes, estructuraciones, ilustraciones-.

el contra-patrocinio, por ernesto alegre

Todo lindo, todo bien (y de paso, el logo más grande). A menudo el marketing suele decantarse por estar a favor de algo en lugar de estar en contra de alguna cosa. Esto se cristaliza en un precepto básico que es el del mensaje positivo, y que por ejemplo vemos a diario cuando una marca dice qué es antes de decir qué cosa no es, o cuando presenta un producto mostrando sus ventajas o beneficios en lugar de señalar aquello que ayuda a evitar. El origen de esta manera de comunicar es tan lógico como obvio: conectar de la forma más directa posible al receptor del mensaje con aquello que lo mueva hacia algo, en lugar de conseguir el mismo objetivo, indirecta y dudosamente, moviéndolo en contra de lo opuesto.

la descripción visual de lo invisible, por ernesto alegre

En una cultura como la nuestra, “que ve” antes que cualquier otra cosa, y que al ver comprende y sabe, (recordemos la expresión “¿lo ves?”, “do you see?” sinónimas de “¿comprendés?”), dotar de un selfie a un concepto sin cuerpo es potentísimo. Cuando lo que describimos es algo que puede verse -en el sentido óptico esta vez-, la descripción es eminentemente superficial: se comprueba claramente la diferencia entre graphein y logos, entre lo meramente dibujado o escrito y aquello a lo que se le da tratamiento.

personas: manual de instrucciones, por ernesto alegre

Es bastante posible que en el curso de su vida deba interactuar, tratar o lidiar con otras personas (asumiendo, ahora que lo pienso, que usted es una de ellas). Si se dedica al vasto -a veces basto- y maravilloso mundo de la comunicación, más que bastante posible, esta situación será sumamente probable.

Por defecto o por diseño, por ernesto alegre

Todo proyecto combina, de manera inevitable, dos tipos de elementos de base, es decir, aquellos elementos que componen los cimientos sobre los que se construye dicho proyecto. Estos dos tipos son: los elementos que se asumen por defecto y los que se asumen por diseño. Asumir algo por defecto implica no someter eso a una reflexión detallada. Se sobreentiende, se asume, se da por bueno el precepto sin considerarlo detenidamente. Asumir algo por diseño habla de una revisión puntillista de ese elemento: no se está aceptando “porque es obvio que es correcto” o porque “todo el mundo lo hace y se acostumbra”, sino porque luego de analizarlo se concluye que es apropiada su inclusión en el proyecto.

El zombie filosófico, la persona algorítmica y jugar a ser Dios, por ernesto alegre

En torno del estudio de la consciencia se dice que hay dos problemas: el sencillo y el complejo. El problema sencillo consiste en plantear todos y cada uno de los procesos mentales: cómo guardamos los recuerdos, cómo los recuperamos, cómo establecemos conexiones entre diferentes ideas, cómo pensamos, cómo imaginamos y un enorme etcétera. Ni bien comenzar vemos que el problema sencillo tiene de todo, menos sencillez. Pero aún peor es lo que involucra el problema complejo; su resolución demanda responder esta pregunta: ¿qué hace que seamos conscientes de ser? O dicho de otra manera: ¿por qué nos sabemos alguien, nos consideramos una identidad singular, nos llamamos “yo”? Este es el problema complejo.

El control debe ser controlado, porque la idea del control fuera de control, viene a ser el mundo miserable en el que ya vivimos.

Top
15 insights creativos sobre la cara BatHabit, unheralded insights
Hello. Add your message here.