Los biólogos llaman Efecto Baldwin a lo que le sucede a un comportamiento aprendido que, tras ser reiterado durante una cuantas generaciones, comienza a formar parte del bagaje genético de un animal.

Basado en este efecto es que reitero una y otra vez mi desprecio por lo vulgar -se presente esto bajo la forma y en el ámbito en que se presente-: aspiro a que mi descendiente número veintitrés sienta ese mismo desprecio de forma instintiva algún día, aún estando profundamente dormido…

Con la onda verificamos el efecto, aunque de manera muy acelerada; cuando a temprana edad reparamos en ella y la cultivamos desde adentro -se sabe positivamente que la onda jamás viene de afuera- llega un momento en que su existencia es irreprimible, ubicua, involuntaria y hemorrágica.

A todo esto está dedicada esta colección

 

Vuestro,

 

Sir Alexander Percy Blake

 

¿Sabe usted cómo funcionan las personas? Personas: Manual de instrucciones
Hello. Add your message here.