La estrategia es la verdadera cosa, por ernesto alegre

Sé que esto que voy a decir no es algo nuevo: no sólo es algo sobre lo que muchos se han expresado antes, sino que es algo sobre lo que de una u otra forma ya había escrito aquí mismo (Escenas absulaes en la vida de un comunicador y Nulo aprecio por las ideas). Esta reiteración está motivada por la incredulidad que me despierta el desdén efectivo hacia el pensamiento estratégico: me resulta difícil de creer que exista tanta gente desconfiada o hasta contraria al hecho de pensar antes de ponerse a hacer.

escenas absuales, por ernesto alegre
(* absurdas, reales y usuales)

La esencia misma de la profesión del comunicador conlleva hacer de puente; comunicar -en términos de tocar- una o más entidades y hacerles llegar un paquete que les diga algo. Esto de tocar, de hacer contacto con alguien, lo mismo puede resultar maravilloso como sumamente desagradable: lo es en la realidad física y lo es también en este escenario metafórico. A menudo, si aquel con quien uno contacta es desde algún punto de vista alguien insatisfactorio, el comunicador se encuentra de repente viviendo situaciones ridisuales, es decir, situaciones ridículas, risibles, reales y usuales por partes iguales. A continuación, dos de ellas, expresadas en términos alegóricos…

el contra-patrocinio, por ernesto alegre

Todo lindo, todo bien (y de paso, el logo más grande). A menudo el marketing suele decantarse por estar a favor de algo en lugar de estar en contra de alguna cosa. Esto se cristaliza en un precepto básico que es el del mensaje positivo, y que por ejemplo vemos a diario cuando una marca dice qué es antes de decir qué cosa no es, o cuando presenta un producto mostrando sus ventajas o beneficios en lugar de señalar aquello que ayuda a evitar. El origen de esta manera de comunicar es tan lógico como obvio: conectar de la forma más directa posible al receptor del mensaje con aquello que lo mueva hacia algo, en lugar de conseguir el mismo objetivo, indirecta y dudosamente, moviéndolo en contra de lo opuesto.

personas: manual de instrucciones, por ernesto alegre

Es bastante posible que en el curso de su vida deba interactuar, tratar o lidiar con otras personas (asumiendo, ahora que lo pienso, que usted es una de ellas). Si se dedica al vasto -a veces basto- y maravilloso mundo de la comunicación, más que bastante posible, esta situación será sumamente probable.

Los 3 principios naming, por ernesto alegre
Si una cosa no tiene nombre, entonces no es una cosa. Y eso que ya estamos otorgándole uno: cosa.
Esta idea, aunque de forma más oscura, podría expresarse más exactamente diciendo: Cuando algo no tiene nombre, no es algo.
Y ocurre que cuando eso que estamos haciendo, pensando o comunicando no posee una denominación, es mucho más complejo de fijar, de señalar, de limitar, de poseer mentalmente y luego poder entregarlo a otro.
la manzana de gulliver, por ernesto alegre
Jamás la más sofisticadamente imaginable imagen de una manzana, tendrá más resolución que la propia manzana.
El viaje al interior de la imagen, se interrumpe antes o después en la colisión con el pixel (o con el bloque mínimo de construcción que sea).
El viaje al interior de la manzana acaba, luego de un periplo omnisensorial, en sus moléculas, átomos, bosones.
El día que en términos de iconicidad logremos una imagen de la manzana -dicho en el sentido más amplio posible- en escala 1:1, habremos dejado de crear una imagen, para haber fabricado una verdadera manzana.

socialogue y conflicto, por ernesto alegre

Previa a la aparición de la idea funcional del conflicto, el pensamiento dominante era que la “armonía consonante” en una sociedad, la plena cooperación entre sus componentes, representaba la mejor posibilidad de desarrollo.

En este marco, todas las utopías excluían de plano al conflicto, el cual era visto como una patología, sin valores positivos asociados y relacionado con la violencia y la destrucción.

A partir de la aparición de la teoría del conflicto a mediados de la década de 1950, éste comenzó a ser visto no como algo que ponía en jaque al desarrollo, sino como un elemento esencial del mismo. El conflicto, omnipresente a lo largo de la historia social, empezaba a mostrar su funcionalidad positiva, su rol determinante en la dinámica de la sociedad.

los influenciadores, por ernesto alegre

Qué son (porque “quiénes son”, es más difícil de responder).

Este no es un tema nuevo, de hecho es ya bastante viejo, pero a pesar de serlo se siguen multiplicando y distribuyendo muchas falsedades y errores en torno de este asunto.

Por definición, un influenciador -tal como se le llama a alguien influyente en entornos sociales- es alguien capaz de, haciendo o diciendo él mismo algo, produce una reacción que vaya en ese mismo sentido en otras personas; los “influenciables”.

el contenido, por ernesto alegre

Qué es.

Está clarísimo que a todos los que trabajamos en la comunicación, así, concebida de la forma más amplia posible, nos atrae -y necesitamos, se nos demanda- crear cosas nuevas.

Algunas veces esto se logra (menos de las que se anuncia, lamentablemente), y otras veces sólo generamos un nuevo nombre, rutilante en oportunidades, enigmático habitualmente, pero la cosa nombrada sigue siendo la misma o casi.

…Pensar que algún día, hace mucho, las expresiones “dientes de perla”, “cutis de porcelana” fueron novedosas y sorprendían… No lo olviden: la retórica es una estrategia para llamar la atención.

15 insights creativos sobre la cara BatHabit, unheralded insights
Hello. Add your message here.