La estrategia es la verdadera cosa, por ernesto alegre

Sé que esto que voy a decir no es algo nuevo: no sólo es algo sobre lo que muchos se han expresado antes, sino que es algo sobre lo que de una u otra forma ya había escrito aquí mismo (Escenas absulaes en la vida de un comunicador y Nulo aprecio por las ideas). Esta reiteración está motivada por la incredulidad que me despierta el desdén efectivo hacia el pensamiento estratégico: me resulta difícil de creer que exista tanta gente desconfiada o hasta contraria al hecho de pensar antes de ponerse a hacer.

La creación de la realidad, por ernesto alegre

Siento ahora mismo 3 necesidades: 1. aclarar que esto no tiene nada que ver con aquellos magníficos primeros 7 días del Universo, ni con Dios ni con su polémica obra (a propósito: ¿por qué se escribe Dios con mayúscula?, ¿es su nombre propio además de su oficio?) 2. pedir disculpas por volver a decir -lo verán en apenas un par de líneas más- que la realidad es ilegible, y 3. seguir escribiendo sobre este tema; lo que pasa es que estoy metido en un proyecto que involucra la emulación de contextos, y estas movidas tienen mucho que ver. Dicho lo dicho, comienzo formalmente este pequeño artículo.

Su mente tendía más hacia el hombre de Vitruvio que hacia el homúnculo de Penfield. O lo que viene a ser lo mismo: la realidad le chupaba un huevo.

Eso que usted sabe, ¿lo hizo o lo tomó prestado?, por ernesto alegre

Simplificando animalescamente -y la verdad es que no sé si los animales simplifican-, hay dos formas de saber cosas: recibiendo ese conocimiento de alguien que ya lo tenga, o generándolo uno mismo. Al final terminamos sabiendo algo por alguno de estos caminos, pero veremos que ni de lejos son parecidos.

el aspecto de la época, por ernesto alegre

Leyendo el casi manifiesto cubista de Guillaume Apollinaire, Los Pintores Cubistas, de 1913, me encontré con este concepto: “Los artistas determinan de común acuerdo el aspecto de su época”. En este punto Apollinaire señala la capacidad que tiene el arte, de definir cómo será visualmente un período de tiempo determinado, aunque contemporáneamente esto no sea reconocido y hasta despreciado o negado (sobretodo en el caso de las vanguardias, sus contemporáneos repelieron a menudo sus propuestas).

La máquina de limpiar arquetipos, por ernesto alegre

Hace dos días soñé que hablaba con un viejo compañero de trabajo y un amigo de éste al que también conocía. Nuestra charla era distendida y trataba sobre una marca española de ropa (El Ganso, de intenciones “mod”), a la que los tres conocíamos.

El espectáculo gratuito, por Alexander Blake

Anoche soñé que estaba caminando por el barrio porteño de Devoto, cerca del colegio de sordomudos. Pasaba por una librería que en realidad no existe, compraba dos bolígrafos verdes diferentes (uno marca Bic y el otro desconocido), y a la hora de pagar doce pesos (tal el precio final), noto que sólo tenía en la mano poco más de tres. En ese momento recuerdo que durante el día había guardado un billete de diez euros en el bolsillo izquierdo de mi pantalón, por lo que meto la mano, lo saco y pago con él.

La música es propietaria de una forma dinámica, rítmica y única de iconicidad; expresa a la realidad en el tiempo, maneja volúmenes y masas invisibles, usando la paleta cromática del oído.

La música se parece a la realidad.

cultura y realidad, por ernesto alegre

De la misma manera que tenemos tenedores, cucharas y cuchillos que son la contraforma de nuestros alimentos, tenemos tantas culturas como realidades estructurales a las que hacer frente: la cultura es el espacio negativo de la realidad.

Me encanta en relación a este tema la siguiente imagen: un hombre se acerca a un cadáver y le saca una máscara del rostro.

Es la cara del muerto lo más significativo para el vivo, y es la máscara la contraforma de esa cara; un modelo, un juguete, una explicación perdurable de la misma.

creerse el sistema, por ernesto alegre

Un sistema es un grupo de elementos relacionados por un funcionamiento.

Es siempre un conjunto de varios componentes (que son antes signos que cosas), y que como todo colectivo percibido, llega a poseer una entidad.

Al funcionamiento, lo podríamos definir como una conversación entre partes cuyo ritmo se desarrolla en el tiempo.

Otra forma de entender al sistema, es pensarlo como el storytelling de un grupo de piezas.

Ilustración cortesía de Ernesto Alegre

-Tenemos un pequeño problema -¿De qué se trata? -Estamos siendo percibidos como diferentes, distintos, pertenecientes a otro grupo, clase, lugar… -¿Esta sensación es ligera, cree usted? -Bueno, no precisamente; pienso que nos ven como marcianos -¿Y cree que es algo pasajero? -No me da esa impresión, más bien veo que crece orgánica y progresivamente con cierta velocidad -No entiendo el porqué de todo este contratiempo… -¿Se deberá a que realmente pertenecemos a otro grupo, clase y lugar?, ¿se deberá a que somos efectivamente marcianos? -Puede ser, no lo había pensado…

(Si su pregunta es “¿quiénes son estos que dialogan?”, la respuesta puede ser: dos curas, dos rabinos, dos imanes, dos políticos, dos CEOs o dos personas de marketing…)

 

El diorama, por Sir Alexander Percy Blake

Entonces atrapó a un castor, lo mató y lo embalsamó. Luego a otro, a otro y a siete más, dándoles luego igual tratamiento.

realidad y medialidad, por  Ernesto Alegre

Medialidad es la realidad percibida a través de los medios (el conjunto de los medios de comunicación, de información, de expresión, etc.)

Dado que la realidad es ininteligible de forma directa, que todo conocimiento de ella es producto de una interpretación, en sentido estricto, siempre lo que pensamos, concebimos o sabemos de ella, ha sido mediado.

En tiempos en donde la única estructura mediática era la masiva (impresos, radio, televisión, web documental), era aún posible la distorsión intencionada de la imagen de la realidad.

Aún lo es en cierto sentido, en culturas inmaduras donde la agenda de los medios sociales la escriben los medios masivos.

Saquémonos algo rápidamente de encima, así podemos ponernos a hablar en serio: diseñador no es aquel que maneja -sea con el nivel de destreza que sea- Photoshop, Illustrator, InDesign o cualquier otra herramienta.

Para quien sólo hace eso, existe un nombre específico: “mac-monkey“.

El diseño es una modificación proyectada de la realidad, para que esta funcione de cierta manera.

Entonces, viene alguien con cara de insatisfacción frente a esta definición, y pregunta: “¿El David de Miguel Ángel es diseño?, porque es la modificación proyectada de una roca, y ésta comienza a funcionar de cierta manera”.

Si luego de encontrar un hilo, uno tira lo suficiente, se desmadeja el Universo…

El marketing patológico ha hecho que desconfiemos de la realidad. Ahora, cuando veo a alguien en los medios pienso: ¿será una persona o una construcción?

La realidad no es usable ni accesible…

Hacemos modelos de cosas para poder comprenderlas.

Cuando algo es demasiado grande, demasiado pequeño, demasiado difuso, demasiado compacto, está demasiado lejos o demasiado cerca, es demasiado complejo o demasiado diferente (y otros muchos “demasiados” más), necesitamos crear un modelo de eso para facilitar su inteligencia.

Conocemos lo que conocemos sobre el universo, sobre un determinado ecosistema, sobre el átomo, sobre las relaciones entre las personas y sobre la realidad, por vía de los modelos que hemos creado de estas cosas. Todas ellas, por motivos diferentes, nos son invisibles de manera directa.

15 insights creativos sobre la cara BatHabit, unheralded insights
Hello. Add your message here.