Algunas ilustraciones para la cuenta de Instagram de wholeSOCIAL.

Madrid, 22 de Octubre de 2013.

 

Lo que comenzara hace apenas tres días como un gran escándalo, está tornándose en la crisis más “ingestionable” en la historia de los social media.

Ocurre que cada unas pocas horas, nuevos aspectos y alcances del llamado “Bot Outing Affair” (algo así como el caso de los bots saliendo del armario, o “La revelación de los bots”, como titularan los medios locales) cobran carácter público.

El pasado sábado 19, cerca de 10 millones de perfiles en Facebook -actualmente la segunda plataforma social del mundo-, revelaron no ser quienes aparentaban ser desde hace meses y hasta 1 año y medio.

Madrid, 22 de Octubre de 2013.

 

Luego de casi un año sin noticias demasiado relevantes -sin contar la propia desaparición de Julian Assange-, WikiLeaks vuelve a dar que hablar.

Mientras continúan aún los ecos de la muerte del fundador del portal, acaecida en Febrero de este año luego de un accidente confuso y cargado de suspicacias en las costas de Escocia, WikiLeaks destapó el que posiblemente sea el mayor escándalo en la historia del branding.

Un elemento fundamental en el diálogo con el otro (lo pensemos desde una óptica general o en particular entre individuos y marcas) es el nivel de demanda.

Básicamente cuando iniciamos un “comercio dialógico” estamos dando algo y pidiendo también algo a cambio; esto es lo que define la reciprocidad y la dinámica del diálogo.

Muchas veces el nivel de demanda hacia el otro, es un factor despreciado, pasado por alto, y origen a menudo de las respuestas no deseadas, sean estas entendidas como “respuestas negativas”, “respuestas no-pertinentes” o “carencia/bajo volumen de respuesta”.

Para poner en evidencia qué tan importante es cuán demandantes somos hacia el otro, basta con decir que el nivel de demanda es uno de los componentes centrales de la dinámica del diálogo.

15 insights creativos sobre la cara BatHabit, unheralded insights
Hello. Add your message here.