endogamia y originalidad

By in CLUSTERdam on August 29, 2010

Todos aquellos que nos interesamos por los social media, como sucede con cualquier persona interesada en cualquier tema o disciplina, invertimos cierta cantidad de tiempo en mantenernos informados de aquello que representa nuestro interés.

Esta búsqueda de información, hace que a la corta o a la larga identifiquemos fuentes que nos resultan interesantes y válidas en algún aspecto.

A veces llegamos a esas fuentes de forma directa, como resultado de alguna búsqueda específica, pero otras tantas como recomendación activa o pasiva de personas que conforman nuestro entorno social online.

Con recomendación activa, me refiero a cuando alguien resalta algún artículo que haya leído o pase directamente a recomendarlo a su grupo de contactos sociales. Esto sucede por ejemplo cuando un amigo ha gustado de una página en Facebook y señalado como recomendable alguno de sus artículos -vía un comentario o compartiéndolo en su muro-.

Por recomendación pasiva entiendo al acto de marcar un “me gusta” en alguna pieza de información que hace que sea visible para su entorno. No la está recomendando, pero si consideramos la homogeneidad de las redes, es muy posible que esa misma pieza guste también a alguno de sus contactos.

Esta dinámica de descubrimiento de nuevas fuentes de información -y más tarde ya no de nuevas fuentes, sino sólo de nuevos artículos en las mismas fuentes- describe una lógica centrípeta que hace que más y más gente consuma relativamente pocas fuentes.

Lo que se produce entonces es una suerte de endogamia informativa, en donde quienes se interesan por las mismas cosas sigan a los mismos productores de conocimiento.

Esta endogamia es beneficiosa en cierto aspecto y nociva en otro.

Beneficia a la hora de consensuar estándares, ya que todos terminamos respondiendo a la “misma agenda”, discutiendo y tratando las mismas cuestiones y esto colabora al arribo de posiciones apoyadas y desarrolladas por muchos.

Perjudica cuando pensamos en que la riqueza y diversidad del origen de la información se estrechan y empequeñecen.

En mi opinión es importante equilibrar ambas tendencias, la de recalar en fuentes comunes -que por algún motivo terminan siéndolo- sobretodo a la hora de saber “de qué y cómo se está hablando” y la de descubrir nuevos focos de generación de conocimiento, algo que aporta frescura y originalidad al escenario.

A las primeras llegaremos por recurrencia y reiteración en nuestro entorno conocido, a las segundas nos conectarán los llamados “vínculos débiles”, es decir, aquellos contactos de los que no sabemos demasiado y por intermedio de quienes habitualmente nos llegan las novedades.

Saber gestionar nuestro vínculos débiles es vital a la hora de poseer contacto con novedades que hasta hace poco, estaban fuera de nuestro radar…

 

¿Algo que comentar?

15 insights creativos sobre la cara BatHabit, unheralded insights
Hello. Add your message here.