El camino de la agencia a casa, lleno de blanco y de rojo…