La creación de la realidad, por ernesto alegre

Siento ahora mismo 3 necesidades: 1. aclarar que esto no tiene nada que ver con aquellos magníficos primeros 7 días del Universo, ni con Dios ni con su polémica obra (a propósito: ¿por qué se escribe Dios con mayúscula?, ¿es su nombre propio además de su oficio?) 2. pedir disculpas por volver a decir -lo verán en apenas un par de líneas más- que la realidad es ilegible, y 3. seguir escribiendo sobre este tema; lo que pasa es que estoy metido en un proyecto que involucra la emulación de contextos, y estas movidas tienen mucho que ver. Dicho lo dicho, comienzo formalmente este pequeño artículo.

diamantes, por Alexander Percy Blake

El orgasmo de Julia cuajó en tiras de terciopelo lentas, negras y largas.

El frío que sentía el pequeño Ricardo, cuajaba en diamantes que salían de su cuerpo y caían tintineando sobre el suelo, durísimos.

Todo esto parece tan raro, pero si me lavo la cabeza de palabras y me perfumo con ellas, es exactamente lo que veo.

La realidad me espera, está ahí, es una sinfonía y yo sólo tengo un estetoscopio para palparla.

El olor de la madera es el olor de una momia de carne dura.

Una flor en un florero es una mutilación boba.

Metimos en la vitrina de lo apreciable al roble y a la rosa, y dejamos en un estante alto, inaccesible y oscuro a un manojo de músculos y a una nariz…

15 insights creativos sobre la cara BatHabit, unheralded insights
Hello. Add your message here.