el buen discapacitado, por ernesto alegre

Si me sirve, es bueno. Ha sucedido con todas las -bien o mal- llamadas minorías: cuando se parecen a nosotros (o al menos se parecen a lo que nosotros queremos parecernos), nos sirven o son funcionales, o nos son fáciles de encajar y entender, entonces esos, los que pertenecen a esas minorías, son buenos. Esto sucedió con los “salvajes” americanos, africanos o australianos, sucede con los negros, con los árabes, con los chinos, con los latinos, con los homosexuales, con los modernos, con los viejos, con las mujeres, con los inmigrantes y también, con los discapacitados.

15 insights creativos sobre la cara BatHabit, unheralded insights
Hello. Add your message here.